Saltar al contenido

Depresión Infantil

julio 12, 2020

qué es la depresión infantil

Es habitual en los niños igual que en los mayores que aparezcan momentos en los que se sienten tristes, desanimados o irritables.Cuando estos momentos se mantienen en el tiempo y a lo largo de los días y además afectan seriamente a su vida cotidiana podría ser una depresión. ¿Que siente un niño deprimido? Siente que no puede con las tareas escolares o no les presta interés, se centra en los problemas, se aíslan de amigos o de la familia. Además su mente se llena de pensamientos negativos, sobre sí mismo, se siente inútil, culpable,rechazado o incapaz. Cualquier pequeña tarea les parece mucho más difícil de lo que en realidad es. Se cierran más en si mismos y en los problemas aislándose de los demás lo que les perjudica más para recuperarse. Incluso pueden llegar a comportamientos autodestructivos a hacerse daño a sí mismo intencionalmente o pensar en el suicidio.

Un 2% de la población infantil y de un 4%-8% de los adolescentes padecen depresión. Y puede aparecer entre un 15-31% en niños con problemas de conducta. Muchos de los casos no son tratados o diagnosticados. Hoy en día cada vez se habla más de este tema buscando el bienestar emocional del menor y percibiendo que también los niños como los adultos pueden padecer depresión.

depresión infantil causas

  • Sociofamiliares(eventos o cambios negativos como divorcios, problemas de pareja,problemas escolares, presiones del entorno, tensión, estrés,malos tratos, problemas de comunicación, sobreprotección,comportamientos autoritarios o agresivos,privaciones afectivas de uno de los progenitores, etc…)
  • Enfermedades físicas agudas y crónicas
  • Sociales: pérdida de seres queridos o acoso.
  • Otros trastornos psicológicos
  • Biológicas: herencia, hormonas o personalidad

como saber si mi hijo tiene depresión infantil

La observación del menor cuando sospechemos la posibilidad de una depresión nos dará pistas sobre aquello en lo que vamos a prestar atención.

  • Irritabilidad o tristeza
  • Pérdida de interés en actividades con la que antes disfrutaban aburrimiento y aislamiento social
  • pensamientos de inutilidad o culpa, baja autoestima
  • cambios en el apetito (bajada o subida de peso) y problemas para dormir
  • quejas somáticas (dolores de estómago o de cabeza)
  • Obsesiones con errores, rechazo o miedo a fallar,muy crítico, baja tolerancia a la frustración y muchas quejas

  • Dificultades en la concentración y memoria (posible bajada de rendimiento escolar)
  • Fatiga, pérdida de energía (no juega, no habla, rechaza el colegio…)
  • Cambios psicomotores (moverse demasiado o movimientos lentos)
  • Ideas o pensamientos autodestructivos o de muerte

como tratar la depresión infantil

  • Fomentar el diálogo y la comunicación de emociones y sentimientos con el niño, proporcionando seguridad, confianza y cariño incondicional para evitar su aislamiento.
  • Estimular el pensamiento positivo y cuando se haga críticas o tenga pensamientos negativos, darle confianza y el reforzar su estima.
  • Anotar pensamientos positivos y vivencias positivas para que vaya aprendiendo a focalizar así su atención y estimular esta forma de pensar.
  • Ayudarle a organizar sus tareas para que pueda ser autónomo y hacerlas bien.
  • Ayudarle a ver los problemas y dificultades de forma positiva y a saber afrontarlos con éxito
  • Organizar las horas de comida para que sean placenteras y comidas que le gusten, sin obligaciones si presenta inapetencia
  • Preparar actividades agradables en las que se pueda interesar y con otros niños
  • Actividades relajantes antes de dormir para inducir al sueño
  • Ayudarle a superar los temores, ansiedad acompañándole en ese momento y proporcionándole estrategias de afrontamiento
  • Proporcionarle modelos de expresión de emociones alternativos a comportamientos agresivos o de ira
  • Practicar técnicas de relajación o meditación ante muestras de inquietud y agitación
  • Mostrar especial atención si presentara pensamiento o señales suicidas, buscando un profesional
  • Tratamiento psicológico si la depresión continúa
  • Tratamiento farmacológico si fuera necesario