Saltar al contenido

Trastorno distímico o distimia

julio 12, 2020

Que es el trastorno distímico

Un tipo de trastorno de estado de ánimo de menor gravedad (moderada ) que la depresión mayor pero más crónica y duradera en el tiempo. Afecta a la percepción que tiene la persona sobre sí mismo o el entorno. La persona con distimia sufre de tristeza crónica. Se siente poco motivada en las tareas cotidianas y se ve sobrepasada por ellos. Las actividades sociales le son indiferentes y prefiere estar solo. Baja su nivel de productividad. Además ve el mundo de forma negativa y tiene problemas de concentración y para recordar información. Todo ello genera también fatiga y malestar general. Aparece en la juventud o en la etapa adulta. La persona piensa que tiene una personalidad depresiva, que es una característica estable y no busca tratamiento. Piensa que es así y por ello no busca ayuda. Solo un 10% asiste a consulta. Generalmente tiene una duración de dos años, en los que puede no haber sintomatología durante dos meses como máximo. Genera malestar significativo, y bajada de calidad de vida pero la persona sí que puede realizar sus actividades cotidianas.

Síntomas

Lo síntomas de la depresión son más leves, pero también incapacitantes pues como mínimo están presentes durante dos años. La persona padece un estado de ánimo crónicamente depresivo la mayor parte del día de la mayoría de los días.

Además presenta al menos dos ( o más ) de los siguientes síntomas :

  • Pérdida o aumento de apetito
  • Insomnio o hipersomnia
  • Falta de energía o fatiga,
  • Baja autoestima
  • Dificultades para concentrarse o tomar decisiones
  • Sentimientos de desesperanza, culpa, preocupación excesiva, incapacidad, quejas, pesimismo
  • Disminución de la eficacia, productividad o actividad
  • Aislamiento y evitación de las actividades sociales

Estos síntomas causan malestar clínicamente significativo o deterioro social, laboral o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.

Causas

  • Herencia y genética. Tener un familiar de primer grado aumenta las posibilidades de desarrollar este trastorno.
  • Desequilibrios químicos en el cerebro. Los neurotransmisores tienen un papel muy importante en el estado de ánimo de la persona. Las personas con distimia tienen bajos niveles en la serotonina, dopamina y norepinefrina.
  • Factores biológicos. Modificaciones neurológicas en el cerebro que favorecen su aparición.
  • Situaciones negativas vitales. Sucesos negativos como una muerte de un ser querido, problemas económicos, laborales , estrés …pueden también desencadenar este trastorno.
  • Características personales. Baja autoestima, sensibilidad extrema o baja tolerancia a la crítica, o personas negativas, tienen mayor facilidad de padecerlo.

Factores de riesgo

Algunos factores pueden aumentar la probabilidad de que aparezca la distimia. Entre ellos están haber padecido anteriormente una enfermedad mental, ser una persona negativa dependiente o autocrítica, situaciones estresantes o que un familiar la padezca.

Prevención

No hay forma de que no aparezca pero sí estrategias para mejorar los síntomas .

  • El adecuado manejo del estrés
  • Una buena red social de apoyo
  • Tratar el trastorno son eficaces para las personas afectadas de distimia.

Tratamiento

La psicoterapia cognitivo conductual es eficaz para este trastorno. Se trabajan diversos aspectos para manejar los síntomas.

  • Psicoeducación. La persona obtiene información sobre la distimia los factores personales que la están manteniendo y cómo tratarla para trabajar sobre ella. El cambio se producirá no solo en las sesiones sino en las tareas que la persona trabajará a diario.
  • Actividades gratificantes. El reforzamiento positivo y la actividad mejorará la vivencias y emociones positivas y la capacidad de disfrute
  • Reestructuración cognitiva. Se trabajan las ideas y pensamientos negativos recurrentes. La persona aprende a gestionarlos por otros más realistas, optimistas y saludables. Los pensamientos ejercen una acción directa sobre las emociones.
  • Entrenamiento en solución de problemas. Aprender habilidades de resolución de problemas de una forma asertiva y resiliente.
  • Técnicas de afrontamiento del estrés. De esta forma se evitan situaciones de crisis y se aprende a manejar de forma adecuada el estrés.
  • Relajación, visualización y mindfulness. Con ello se trata de reducir la activación . Por ejemplo el entrenamiento en relajación muscular progresiva de Jacobson.
  • Trabajo de autoestima y confianza en sí mismo.
  • Desprogramar vivencias negativas para evitar el dolor.

En psicoterapia se trabaja para volver a disfrutar de la vida con una adecuada gestión del ánimo.

Medicación antidepresiva cuando sea necesario que se puede combinar con psicoterapia. Los fármacos que se utilizan son antidepresivos , inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina. Si no son visibles los resultados se prueba otro tipo de fármacos.